¿Cuál es la mejor manera de contabilizar el valor actual?

Puntuación:

Analicemos un poco estas afirmaciones populares, si tomamos por ejemplo la guerra actual que se está dando en territorio ucraniano, según la lógica general podemos decir que sería difícil llevar 700.000 dólares en oro, pues esta cantidad sería equivalente a un lingote de un banco, de unos 12 kilos, en un país en guerra con soldados requisadores en los tranques, sería mala idea llevarlo con nosotros, ni dejarlo en un lugar del que sabemos poco de lo que va a pasar o cuándo podemos volver

Podemos confirmar que la creencia generalizada de que es un depósito de valor depende de dónde tengamos físicamente nuestro metal, porque en una economía en guerra no podemos esperar nuestro metal precioso ni en un banco ni en un lugar seguro para comerciar, más allá del hecho que su precio estaría vinculado a quién está realmente dispuesto a comprárnoslo y por cuánto.

Otro punto a tener en cuenta es que, como se mencionó, la retención de valor depende de la voluntad de los compradores de comprarnos nuestros productos. Actualmente, China y Rusia son los países con las mayores cantidades de oro físico y, como muchos saben, el presidente Nixon abolió el patrón oro en 1971, convirtiéndolo en una moneda más convertible.

Entonces, ¿quién realmente almacena el valor en oro?

Sigue leyendo:  TVL de Cardano, las billeteras con ADA están en aumento, pero esto ayudará al token

Analizando la historia del oro, el precio ha subido con cada crisis que ha vivido el planeta, las turbulencias del mercado siempre han llevado a recurrir a esta materia prima que no defrauda, ​​al contrario no defrauda.

En la turbulencia reciente, el oro ha subido un 18,1 % desde principios de 2020, un período que incluye una pandemia mundial que ha llevado a una recesión masiva, un mercado bajista y una subida de los precios de las materias primas con una alta inflación, del dorado al brillante. Si bien las materias primas registraron rendimientos razonables, estos fueron muy inferiores a los de las acciones y materias primas en general y ligeramente superiores a los de los bonos. Por lo tanto, el oro se desempeñó bien, pero menos de lo esperado.

Según JPMorgan El oro registró salidas de alrededor de $ 7 mil millones a principios de año, mientras que Bitcoin registró entradas de al menos $ 3 mil millones. Esto provocó el bajo rendimiento relativo del oro y disparó el precio de bitcoin.

Para ser justos, creo que este bajo rendimiento se ha visto ensombrecido por el papel de las criptomonedas en Rusia y Ucrania dados los tiempos turbulentos actuales, incluida la guerra antes mencionada, donde se esperaba que el oro subiera, atrayendo dinero de otras partes del mundo. esto muestra que el precio del oro es solo especulación y no es tan fácil de negociar como bitcoin.

Sigue leyendo:  El primer criptobanco regulado del mundo se prepara para una ola de fondos institucionales

No digo que ahorrar en oro físico no sea una gran opción, todo lo contrario, este metal nos acompaña desde hace miles de años para preservar el valor, pero yo no guardaría allí mis ahorros más líquidos. , pero apostaría por bitcoin, creo que el precio de ambos activos no está claro, bitcoin es muy joven y el oro depende físicamente de cuánto nos paguen si queremos venderlo.

Bitcoin, por otro lado, se puede utilizar como medio de pago y no genera intereses, lo que permite almacenarlo durante largos períodos de tiempo. Además, a diferencia de los metales preciosos, las criptomonedas no están sujetas a robo, cuentan con medidas de seguridad.

CEO de Mineros Sudamericanos (SAM)

Puntuación:
Finanzas News