Cualquier criptomoneda deja al borde del abismo a El Salvador

Puntuación:

Con el aumento de los costos financieros en todo el mundo y grandes pagos de deuda en el horizonte, El Salvador enfrenta otros desafíos fiscales más allá del impacto de la desaparición de las criptomonedas. Pero la caída de las criptomonedas también ha puesto fin a algunas rampas de salida potenciales de la crisis, incluido el bono de bitcoin ahora retrasado.

“Los problemas financieros del gobierno no son causados ​​por bitcoin, sino que han sido exacerbados por bitcoin”, dijo Ricardo Castañeda, economista senior y coordinador nacional para El Salvador y Honduras en el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI). Hablando en nombre del gobierno, agregó: «Bitcoin ya no es una solución y ahora es parte del problema».

Bitcoin ha bajado un 45 % desde que El Salvador lo lanzó oficialmente a principios de septiembre y un 26 % desde su punto máximo en mayo, ya que los criptoactivos se han visto arrastrados por un entorno de riesgo.

El valor de mercado combinado de todas las criptomonedas cayó recientemente a 1,2 billones de dólares, menos de la mitad del nivel de noviembre, según datos de CoinMarketCap.

La deuda de El Salvador era de $24.400 millones en diciembre, por debajo de los $19.800 millones de fines de 2019, luego de que el gobierno de Bukele destinara millones de dólares para enfrentar la pandemia del coronavirus y sus consecuencias económicas en los últimos dos años.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que el déficit en cuenta corriente de su economía rondará los 2 billones de dólares para 2025, dependiendo de las remesas y el financiamiento externo.

Pero la adopción de bitcoin ha puesto al país en desacuerdo con prestamistas multilaterales como el FMI, cuyo ministro de Finanzas, Alejandro Zelaya, dijo que el gobierno apuntaba a 1.300 millones de dólares el año pasado.

Sigue leyendo:  Tether devuelve el fuego después de que un informe "falso y mal informado" cuestione las reservas de las monedas estables

El FMI ha recomendado a El Salvador abandonar por completo Bitcoin. Cualquier acuerdo para una línea de crédito debe considerar los riesgos, incluidos «los relacionados con la adopción de bitcoin como moneda de curso legal y los riesgos relacionados con la gobernanza económica», dijo el miércoles un funcionario del FMI.

Las agencias de calificación han advertido que la adopción de bitcoin podría facilitar el lavado de dinero y, lo que es más importante, el riesgo de bitcoin ha brindado a los inversores de bonos otra razón para exigir mayores rendimientos.

El miércoles, esperaban una prima récord de 2.445 puntos básicos en los bonos del Tesoro de EE. UU.

CARGA PESADA

Las medidas de Bukele para centralizar el poder, que van desde la destitución de todos los principales jueces del país hasta la reelección inmediata a pesar de los límites del mandato constitucional, han ayudado a elevar la prima de riesgo.

“Si no hay potencial para los dividendos de crecimiento de bitcoin o el financiamiento innovador de bitcoin, el gobierno de Bukele debe priorizar el gasto e identificar opciones de financiamiento”, dijo Siobhan Morden, directora de estrategias de renta fija para América Latina en Amherst Pierpont.

Los cálculos de Reuters de una pérdida en papel de 36 millones de dólares en bitcoin -suficiente para financiar al menos algunos de esos pagos de cupones- se basan en los tuits de Bukele y una estimación de los precios a la fecha de compra.

El gobierno gastó alrededor de $ 104,2 millones en 2301 monedas, que ahora valen solo $ 67,9 millones según el precio promedio ponderado por volumen del miércoles.

El país tendrá que pagar este año $329 millones en intereses por sus bonos internacionales y $800 millones por un bono que vence en enero.

Sigue leyendo:  Walmart se une al Metaverso. ¿Estamos listos?

Castañeda del ICEFI enumeró opciones de financiamiento que involucran a bancos de desarrollo de América Central y América Latina -BCIE y CAF, respectivamente- como posibles soluciones para financiar el pago de $800 millones que vence en enero.

Otra opción, dijo, es nacionalizar el fondo de pensiones del país para cubrir el déficit presupuestario, lo que podría hacerse transfiriendo ahorros públicos a una cuenta del gobierno.

La reestructuración de la deuda de El Salvador es «inevitable» si el país continúa con «la combinación actual de políticas», dijo Polina Kurdyavko, directora de mercados emergentes de BlueBay Asset Management.

“La deuda de El Salvador podría ser manejable con el programa adecuado (FMI). Pero tienen que actuar ya”, agregó.

El ministro de Hacienda del país, Zelaya, se negó a comentar sobre la historia.

Los bonos salvadoreños cotizan entre 43,5 centavos y 34 centavos, excepto el vencimiento de enero a 75 centavos, lo que refleja un optimismo cauteloso sobre la capacidad del país para hacer ese pago.

El costo del seguro para los inversionistas contra el incumplimiento de pago de El Salvador durante los próximos cinco años ha subido a su nivel más alto desde 2020, según datos de S&P Global mostrados este miércoles.

Por Nelson Rentería, Sarah Kinosian y Rodrigo Campos de Reuters

Puntuación:
Finanzas News