El país tiene potencial para convertirse en portador de tecnologías criptográficas

Puntuación:

La espera es muy buena, el efecto fue bueno y hemos recibido muchas solicitudes. Especialmente las personas que consultan al equipo sobre cajeros automáticos, incluso personas que no tienen contacto con nosotros. El comercio de criptomonedas hoy en Uruguay aún no se puede financiar debido a un problema regulatorio, el negocio es de igual a igual. Las personas que desean ingresar al mundo de las criptomonedas deben hacerlo de persona a persona en busca de alguien que pueda convencer de manera confiable a la otra pareja para que las convierta. Esto ha llevado a muchas situaciones de fraude y con estas computadoras es posible evitarlo e interactuar con una máquina.

¿Cómo surgió la idea?

Nos asociamos con una empresa en Maldonado llamada Urubit, que también tiene su propia criptomoneda, y decidimos implementar parte de la tecnología física de hardware y software. Al principio dijimos que podíamos importar cajeros automáticos, pero decidimos desarrollar todo nosotros, lo cual fue lo más divertido ya que este tipo de tecnología no estaba desarrollada en Uruguay. Hemos logrado tener un producto terminado que funciona, que es muy fácil de usar y que estará hoy en el mercado.

Planeamos continuar nuestro crecimiento en Maldonado, luego Colonia, Montevideo y cubrir todo el territorio nacional a finales de año. Ha pasado que otros países nos consultan para instalarlo.

Reconocimos la necesidad. El comercio de persona a persona ha visto muchas situaciones: si bien hay algunas estafas tecnológicas globales tradicionales, hay muchas más. Por eso se nos ocurrió esta solución, la gente está acostumbrada a interactuar con los cajeros automáticos. Uruguay tiene un sistema bancario muy importante y es consciente de ello. Somos entre 40.000 y 50.000 compradores de criptomonedas. Ha crecido mucho, teníamos que dar esta solución, así que empecemos.

¿Qué criptomonedas se pueden negociar?

Actualmente hay cinco: dos son de nuestro equipo, Ferret Token y Urubit. Luego tenemos Bitcoin, Binance Coin (BNB) y Binance USD (BUSD), una moneda estable. Son las cinco en este momento, la intención es hacer los cálculos. Lo que pasa es que cada vez que se agrega algo, se requiere un cambio de código.

¿Y Etéreo?

Todavía no podemos cifrarlo porque estamos ejecutando en la cadena de bloques de Binance. Creemos que la idea para la próxima actualización en un mes es seguir subiendo a la cadena de bloques.

El dispositivo en sí no contiene ninguna criptomoneda, pero interactúa con uno de nuestros servidores con la pregunta de que si toman el dispositivo, no pueden robar nada. Por razones de seguridad, tenemos que preparar todo para esto.

No intercambiamos Ethereum primero, porque cada transacción que existe dentro de las cadenas de bloques tiene un costo muy alto. Alcanzó más de $ 26. El objetivo que perseguimos es promover la adopción de las criptomonedas en Uruguay. Si la gente ve que está comprando $10 pero la oferta es de $26, eso no es una oferta. Por eso preferimos empezar con Binance, que es más rápido y más barato.

¿Cuál es el perfil del inversor en criptomonedas uruguayo?

Comenzó cuando era joven, luego continuó con minoristas o pequeños compradores y en los últimos meses. Hemos notado mucho interés por parte de emprendedores y líderes empresariales que ven con sus propios ojos, invierten y ya piensan en algo más grande para diversificar su cartera de inversiones.

Sigue leyendo:  ¿Por qué afirman que Ethereum es más valioso que Bitcoin?

La gran mayoría de ellos comenzaron con Bitcoin y los más jóvenes se preguntan si Bitcoin ya es algo para aquellos que no quieren probar cosas y tienen muchos tokens nuevos. Estos son tokens vinculados a nuevas tecnologías como NFT. Hay un gran porcentaje, dice, en altcoins que han subido mucho y son las que tienen más proyectos.

AgenciaEFE.jpg

¿Existe algún tipo de regulación que los proteja?

Uruguay tiene una zona gris, no se trata de aplicaciones de tecnología, criptografía ni nada que ver con el precio de esa tecnología. Uruguay tiene letras desde hace tiempo, y eso es diferente a que el banco central emitiera un aviso en octubre diciendo que Las criptomonedas no son ni legales ni ilegales, Nadie está obligado a aceptarlos, ni empresas ni bancos, pero cada uno puede actuar por su cuenta y riesgo. Como banco central, han decidido llegar a un acuerdo antes de fin de año.

Hace una semana, el banco central emitió otro comunicado con lineamientos básicos para lograr la regulación. Esta comunicación ha sido muy buena, ha sido positiva para nosotros. Porque desde BC hasta marzo decidieron dialogar con todo el ecosistema uruguayo. El camino para ellos es básicamente regular los intercambios, los titulares de criptomonedas y los titulares de claves.

Al mismo tiempo, han dado una definición de los diferentes tipos de tokens para que se pueda desarrollar el tipo de negocio. Algunas empresas no pueden ser consideradas tokenizaciones inmobiliarias en Uruguay, porque cuando el Estado entiende que están bajo la ley de valores, crea una carga fiscal que desincentiva a la empresa.

Llamar a esta posición del banco central puede estimular mucho más al sector y lo vemos de manera positiva. El comunicado también habla de cajeros que deben solicitar un permiso o licencia, hoy no se necesita. Esperamos que cuando sea reglamentado por una ley o un cambio en la ley como la inclusión financiera, tramitaremos los permisos necesarios para operar. Pero vemos con buenos ojos que el banco central está tomando una postura positiva, Uruguay tiene un enorme potencial para convertirse en portador de tecnologías criptográficas.

Creemos que el próximo paso después de la regulación será conocer la carga fiscal. Creo que Uruguay será indulgente en este punto porque hemos visto lo que se puede hacer en función de la posición del banco central y luego analizamos en el tiempo.

¿Qué potencial tiene el mercado de criptomonedas en la región?

A nivel regional, las expectativas son muy buenas. LATAM es muy bueno en el desarrollo de todo tipo de productos de criptomonedas, especialmente porque son financieramente deflacionarios. Permite a las personas protegerse de la inflación por los problemas políticos y económicos de los países.

Aunque Uruguay es un país que controla mucho esto, Estados Unidos sabe mucho sobre la inflación y ha llevado a un gran aumento en las adopciones.

Argentina tiene más de 2 millones de compradores y creo que seguirá creciendo, están retenidos en criptomonedas y ahí pueden movilizar mejor su dinero. Dado que es una tecnología descentralizada, muchas personas pueden acceder a ella muy fácilmente.

La otra cobertura contra la inflación puede ser el oro, pero es de muy difícil acceso. Con esto lo activas. Creemos que por su carácter de país pequeño, con calidad institucional, jurídica y política y con un excelente potencial de desarrollo, Uruguay puede ser una excelente plataforma desde la cual hacer y replicar cosas en América. .

Sigue leyendo:  El "nuevo estatus de Cardano" de Solana y lo que significa el último avance

¿Ha tenido alguna negociación con las bolsas argentinas?

Por otros motivos, sí, por el cajero núm. Con las bolsas argentinas hemos intercambiado conversaciones sobre temas regulatorios y otros como los de Rippio, que están teniendo un desarrollo espectacular.

¿Cómo estuvo Ferret Token, la criptomoneda uruguaya que ha crecido más del 1000% recientemente?

Hoy ha crecido aún más. Ha duplicado su capitalización desde ayer y pronto alcanzará los 3 millones de capitalización bursátil. Ha crecido en los últimos meses. Creemos que a medida que aumente la adopción de la estructura ATM, habrá más crecimiento. Es una señal de que tiene una política económica muy importante. Solo se han gastado 500 millones de dólares, no se puede gastar más. Esto aumenta su valor a medida que los jugadores ingresan al ecosistema.

Tiene una política de redistribución: si tienes un hurón, hay un porcentaje del 3% por cada transacción que se redistribuye a quien lo desee. De repente, todo el mundo tiene algún tipo de sistema de ahorro que se amortiza a largo plazo y aumenta de valor.

La otra es la política de quemado, que es relativamente nueva para las criptomonedas. En otras palabras, gastó $ 500 millones y podemos cambiar de este Ferret a una billetera disponible que permanecerá en la cadena de bloques y nadie podrá tocarla. Anticipamos que un porcentaje de las utilidades de la empresa adquirida por Ferret ya no estará disponible para la combustión. Reduce el inventario disponible de Ferret y aumenta el precio a medida que se mantiene la capitalización de mercado. Esto es lo contrario al tema de la moneda, por lo que es una política deflacionaria.

¿Qué opinas de las críticas a las criptomonedas por el consumo de energía?

Ferret no tiene estos problemas porque los contratos ya están escritos y no hay que cuestionarlos porque todo estaba escrito desde el principio. Bitcoin se debe al hecho de que la minería es necesaria para generar recompensas y bloquear cada bit de bitcoin. Lo que pasa con Bitcoin es que no consume tanto como se dice en comparación con el consumo de otro tipo de industria. Después de la prohibición china, la minería se trasladó a otros países como Estados Unidos y América Latina. Los países que tienen energías renovables, en nuestro caso al 100%, están en el radar de los mineros que quieren instalarse aquí porque es una energía limpia y no contaminante. La energía que se consume hoy en día es limpia, por lo que no contamina el medio ambiente ni las redes eléctricas.

Puntuación:
Finanzas News